Atrevete a correr “desnudo”, es decir, sin tecnología

A veces, es bueno volver a lo básico, esto aplica cuando salimos a correr. Si decidimos hacerlo sin tecnología descubriremos que los avances de la ciencia pueden ser una limitante.