Hollywood explota la nostalgia por ganancias, pero quiebra en originalidad

Hollywood ha apelado a la nostalgia para seguir generando ganancias y captar nuevas audiencias. Franquicias como Marvel, Star Wars o Blade Runner son claros ejemplos de ello.